Sta. Cruz de La Palma 922 415 248 - Los Llanos 922 401 891 coordinador.goip@fedepalma.net

“El plan de desescalada que propone el Gobierno es totalmente inviable para sector ocio y restauración de La Palma y de Canarias”

Desde la Federación de Empresarios de La Palma (FEDEPALMA), representante patronal en la isla de La Palma e integrada entre otras por las asociaciones de ZCA de ACZA Los Llanos de Aridane, PymesBalta de Breña Alta, ACE San Andrés y Sauces y AEPA de Santa Cruz de La Palma, junto con otras asociaciones comerciales como El Paso Crece, COEMTA de Tazacorte y Asociación Empresarial de Barlovento, se muestra contundente al respecto y se alía con lo manifestado por FAUCA en este mismo sentido.

El plan de desescalada para el sector del ocio y la restauración presentado por el Gobierno el pasado martes y que establece un aforo máximo en las terrazas (en la denominada primera fase del proceso de reapertura) del 30%, es del todo inviable, máxime cuando representa un sector que es uno de los mayores nichos de trabajo de las islas.

Debido a la orografía y clima de nuestras islas, la mayoría de terrazas no dependen de un gran aforo interno, todo lo contario su actividad está supeditada a que tenemos una franja horaria de sol muy por encima de cualquier otra comunidad, así como un clima que acompaña. Por orden general tienen una capacidad entorno a las 20 sillas que no mesas, con lo que ese 30% nos deja con 6 sillas en el mejor de los casos para una plantilla de mínimo 4 trabajadores. Un negocio no puede abrir con esta mínima actividad, sobre todo cuando ya prevemos una caída de ingresos del 40% y el 50%.

En Canarias entorno al 70% – 80% de los negocios tienen terraza, por eso, una de las medidas que piden los restauradores es flexibilizar los ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo). “Es imposible mantener las cifras de empleo anteriores a la crisis durante los seis meses siguientes máxime cuando el turismo ni siquiera forma parte del juego” Se hace necesario saber cómo van a funcionar los ERTE y su flexibilización manteniendo la circunstancia de estado de alarma para la reincorporación progresiva de los trabajadores.

Por todo ello solicitamos que no se limite el aforo, la solución más factible es la de mantener la distancia mínima de seguridad entre los elementos del mobiliario para evitar el contacto de los usuarios, de manera que se pueda ampliar la ocupación de la vía pública con carácter excepcional hasta que se retorne a la normalidad.