Las federaciones de asociaciones de empresarios, la Cámara de Comercio, los Centros de Iniciativas Turísticas y Ashotel, recuerdan que La Palma es la isla canaria con la menor tasa de contagios por Covid-19 por cada 100.000 habitantes, factor clave a la hora de marcar una estrategia específica, para consolidar un destino seguro.

La Palma, 2 de septiembre de 2020.-  Los presidentes de las federaciones de empresarios FAEP y FEDEPALMA, del CIT Insular y del CIT Tedote, y los representantes insulares de Ashotel y la Cámara de Comercio – Mercedes Hernández, Tomás Barreto, Juan Cristóbal Hernández, Óscar León, Carlos García y Alicia Pérez Garnier, respectivamente, acordaron esta semana solicitar la realización de test PCR en las llegadas al puerto y al aeropuerto de La Palma, así como la redacción de un plan de seguridad que permita detectar posibles turistas contagiados.

El acuerdo unánime y considerado “imprescindible” para buscar soluciones ante la gravedad de la situación actual, incorpora la necesidad de una intermediación directa entre el Cabildo y el Gobierno de Canarias, así como con los ministerios de Fomento y Sanidad -con competencias en puerto y aeropuerto-, a fin de conseguir una medida garantista que evite la propagación de la Covid-19. Se trataría de lograr “la consolidación de la Isla Bonita como destino turístico de confianza, ante una situación de enorme trascendencia, de la que dependen el mantenimiento y la recuperación de miles de empleos en la Isla”.

La patronal entiende que los controles sanitarios en el puerto y aeropuerto de la Isla, constituyen un “mecanismo clave” ante el hecho objetivo de que, según los datos oficiales de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, La Palma es la isla canaria con menos casos de Covid-19 por cada 100.000 habitantes, lo que obliga a las administraciones a adoptar medidas específicas que atiendan a la condición insular y a sus diferentes escenarios epidemiológicos. La prolongación y flexibilización de los ERTE es otra de las peticiones de los empresarios palmeros, que se suma a la ya planteada por ASHOTEL en sede parlamentaria, por las patronales turísticas de Canarias, cuya prolongación y flexibilización debe aplicarse a todas las actividades relacionadas con el Turismo, es decir, alojamientos, comercio y otros servicios que necesitan de la presencia de turistas para poder funcionar.

Las patronales palmeras han adoptado un posición que consideran “convincente y necesaria”, a la hora de pedir controles sanitarios para evitar un recrudecimiento de la grave situación económica por la que atraviesa el territorio insular, condicionado por la llegada de turistas y supeditado a conseguir un objetivo común: afianzar la percepción de un destino seguro que deberá ser pilar de un plan más amplio para la reactivación del sector turístico, motor del mantenimiento de las pequeñas y medianas empresas de La Palma, tanto en el sector servicios, como para el tejido comercial, la restauración y la alimentación, entre otros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies