¿Quién no tiene recuerdos de pasear por el barrio y acudir a esa tienda de toda la vida en la que siempre tenían lo que necesitábamos? Por suerte aún contamos con muchas de estas tiendas que, con mucho esfuerzo, siguen abriendo cada mañana, aunque también es verdad que otras muchas se han quedado por el camino.

Los cambios sociales y económicos de las últimas décadas han afectado al pequeño y mediano comercio. La globalización, que tantas cosas buenas nos ha traído, ha elevado la competencia, surgiendo así las grandes plataformas comerciales que se han extendido por todo el territorio.

Así, la tienda de toda la vida tiene ahora que hacer un doble esfuerzo para seguir en pie, asumiendo una competencia prácticamente imparable y que le obliga a trabajar el doble para sobrevivir.

La tienda de toda la vida… El comercio que nos necesita

Hoy queremos hacer un pequeño homenaje a todos esos comercios que muchos podemos recordar desde hace años y que hoy en día siguen al pie del cañón. Sin ninguna duda, seguir ofreciendo productos de calidad, un trato cercano y adaptarse a las nuevas demandas del comercio no es tarea sencilla. ¡Y ellos lo han conseguido!

La tienda de toda la vida nos aporta unas ventajas que no encontramos en otros comercios. Por ejemplo, tenemos mucha más información respecto al origen de los productos, generalmente de procedencia local, recibimos un trato personalizado y cuando compramos, ayudamos a alguien cercano a nosotros.

Sabemos que el camino no es fácil, pero desde Fedepalma queremos agradecer a todos los pequeños y medianos comercios que sigan luchando por ofrecernos calidad. Nosotros, sin duda, seguiremos luchando por respaldaros. ¿Y tú? Visita nuestra web y conoce más acerca de nuestro proyecto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies